Artículos

Espada de caza

Espada de caza


We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

Espada de caza

Aunque las espadas a menudo se usaban como brazo lateral durante la caza mayor, no fue hasta el siglo XIV cuando comenzaron a aparecer espadas especialmente diseñadas para la caza. Las hojas de las espadas de caza de un solo filo a menudo tenían un patrón de dientes de sierra en el borde posterior para cortar la maleza o seccionar el juego. A fines del siglo XV, a menudo se incluían otras herramientas de desollado en una sola funda, al igual que el Kukri moderno. Hacia el siglo XIV se utilizaban grandes espadas de caza para la caza mayor como el jabalí y el ciervo. Estos eran lo suficientemente fuertes como para resistir la carga del animal y se desarrollaron aún más durante el siglo siguiente volviéndose más fuertes y más pesados ​​y finalmente ganaron una punta de lanza y una barra transversal para evitar que el animal cargara el arma mientras estaba empalado.

Estoc

El francés estoc es un tipo de espada, también llamada pliegue en inglés, en uso desde el siglo XIV al XVII. [1] Se caracteriza por una empuñadura cruciforme con empuñadura para usar con las dos manos [ cita necesaria ] y una hoja recta, sin bordes, pero puntiaguda, de alrededor de 0,91 metros (36 pulgadas) a 1,32 metros (52 pulgadas) de longitud. Se destaca por su capacidad para perforar armaduras de malla.


HISTORIA DE ESPADAS

Cuando piensas en armas hoy, las espadas probablemente no son lo primero que te viene a la mente. Pero, el quid de la cuestión es que las espadas solían ser las armas más temidas en el campo de batalla. Desde el siglo XVI, las espadas han recorrido un largo camino. Lo más probable es que fueran desarrollados durante la Edad del Bronce por alguien que dijo: "¿Qué pasaría si hiciéramos esta daga realmente, realmente grande?" Pero, si sabes algo sobre metales, sabes que el bronce no es muy fuerte y dificultó a los herreros hacer espadas largas que no se doblaran en la batalla. Entonces, las espadas durante la Edad del Bronce eran en realidad más como un cuchillo bowie en forma de hoja grande. No fue hasta que aparecieron mejores materiales y un tratamiento térmico mejorado que las espadas se acercaron más a lo que las conocemos hoy.

Espadas de bronce de ca. 1600 aC
Después de la Edad del Bronce, las espadas eran espadas de hierro. Estos eran un poco más fuertes que el bronce, pero eran más fáciles de producir y la materia prima estaba fácilmente disponible, por lo que las espadas de hierro se volvieron más comunes y comenzaste a ver ejércitos enteros con armas de metal. Esta tendencia continuó y las tecnologías de herrería avanzaron. Durante la Edad Media, las espadas se usaban durante las batallas con bastante frecuencia. Y aunque continuaron los avances en la fabricación de espadas, también lo hicieron los avances en las técnicas de armadura. Esto hizo que fuera más desafiante herir a un oponente durante la batalla con una espada balanceada con una sola mano. Así, la espada de mano y media se produjo durante el siglo XIV. Esta espada más grande que podía manejarse con las dos manos permitió a los espadachines cortar incluso a través de un ejército fuerte con un golpe tan poderoso.

Espada larga medieval

Hoy en día, muchas espadas se producen en el extranjero con aceros inoxidables frente al carbono. El acero inoxidable permite que estas hojas se afilen con el mismo filo que el acero al carbono, pero el bajo contenido de carbono permite que estas hojas resistan la corrosión. Hoy en día, muchas espadas se compran como decoración del hogar y la capacidad de ser funcional es irrelevante para ellas. Eso no quiere decir que no se sigan produciendo grandes espadas funcionales en la actualidad. Una gran marca funcional de Katana japonesa es Shinwa. Todas sus espadas están fabricadas solo por herreros veteranos y cada hoja está forjada a mano en acero al carbono. Si bien esta no es una historia completa sobre espadas en todos los continentes, debería permitirle una mejor apreciación del pasatiempo de coleccionar espadas.


Lo mejor de ambos mundos

Combinando la lanza de jabalí y el estoc francés, los alemanes crearon la infame espada de jabalí.

Esta espada consistía en una hoja sin afilar delgada pero fuerte que se encontraba con una guardia transversal, o alas, a mitad de camino. Una vez pasada la segunda cruceta, la hoja se volvió mortalmente afilada. La segunda guardia cruzada no solo era para evitar que el jabalí montara la espada, sino también para que el cazador no penetrara demasiado y se atascara la espada en el cerdo.

En la mayoría de los casos, la punta & quotspear & quot de la espada se podía quitar y solo se mantenía en su lugar con un hueso o un alfiler de madera. Una vez que se quitó el pasador, se pudieron quitar la protección transversal y la punta de la lanza pesada. Sin embargo, en algunos casos, la espada se construyó fija de esta manera y no se pudo ajustar en absoluto.


Historia de espadas

La espada fue llamada por muchos la "Reina de las armas". Hay mucho mérito en este epíteto como la espada, a lo largo de los siglos ha poseído la belleza en sus múltiples formas y el arte con el que ha sido adornada. Se necesitó mucha habilidad y conocimiento sofisticado para hacer una espada y también, se requirió mucha habilidad y conocimiento para saber cómo manejar la espada de manera eficiente. La espada tiene una historia muy larga y a lo largo del tiempo ha evolucionado y se ha transformado en muchas formas. Como resultado, se puede clasificar y agrupar en muchos grupos y subgrupos.

La espada es un arma que se había desarrollado principalmente para infligir heridas cortantes, aunque el apuñalamiento también era importante (especialmente en la época romana y en Europa). La espada se atribuye a menudo a las civilizaciones del viejo mundo y a los pueblos que heredaron el arma. La espada fue una de las principales armas en Egipto, África, Caldea, Asia, Grecia prehelénica, Roma y Europa. Es posible clasificar la espada según la extensión geográfica.

Es importante señalar que en esta clasificación algunas espadas del grupo oriental y asiático y el grupo africano se originaron en Egipto. Los tipos de espadas orientales evolucionaron a una forma muy distinguida en comparación con las espadas europeas. La espada de metal no se desarrolló en los continentes americano y australiano. En América del Sur y Central había una espada de madera (macana) utilizada por las culturas nativas. Los aztecas tachonaron la espada de madera con hojas de obsidiana para crear un filo.

Para clasificar todas las espadas, se necesitan muchas clases para obtener una visión general de las espadas utilizadas en todo el mundo. Algunas de las espadas son tan excéntricas que pertenecen a su propia clase excéntrica y deben mencionarse por separado. La espada europea típica es la de hoja recta y puntiaguda, mientras que la espada curva se desarrolló en Oriente Medio y Asia. Es muy probable que ambas espadas se originaran en Egipto. Ambos tipos de espadas conservaron sus características y con el tiempo evolucionaron en muchas formas diferentes. Es posible clasificar la espada en los siguientes grupos:

  1. La espada recta de dos filos
  2. La espada de un filo recta o curva
  3. La espada con punta de punta de un filo
  4. La espada curva con hoja expansiva (cimitarra)
  5. La espada de punta curva afilada en el borde interior (cóncavo)
  6. El falchion egipcio
  7. Tipos excéntricos (flamberge, espada de verdugo, etc.)

Las espadas también se pueden dividir en grupos de una mano y grupos de dos manos. La espada a dos manos es cualquier espada que requiera el uso de ambas manos. Este grupo incluye espadas como las espadas largas europeas, landsknecht flamberge, gran espada escocesa Claymore, Kriegsmesser, japonesa Odachi, etc. Una espada de una mano era una espada corta con mango que solo se acomodaba al agarre con una sola mano.
La espada recta de dos filos
La espada recta de dos filos se puede dividir en dos subcategorías:

La espada de hoja en forma de hoja presentaba una hoja que generalmente se ensanchaba en el medio de la hoja y terminaba en una punta. La espada de hoja recta presentaba una hoja que tenía un borde recto y terminaba con una punta o una punta redondeada. La espada en forma de hoja fue predominante durante la era del bronce y también fue la predominante en muchas áreas diferentes entre varias culturas. Se encontraron espadas en forma de hoja en España, Italia, Grecia, Egipto e incluso en Gran Bretaña, Escandinavia y otras partes de Europa. El predominio de esta forma de hoja durante la era del bronce probablemente se deba al hecho de que era más fácil conseguir este tipo de hoja con bronce. También es probable que la forma de la espada se haya originado a partir de la fusión exitosa de una punta de lanza y una daga. La espada griega Xiphos es un ejemplo de espada en forma de hoja. La longitud promedio de una espada en forma de hoja es de aproximadamente 22 pulgadas, sin embargo, se encontraron especímenes que midieron hasta 32 pulgadas de largo. Las hojas de espada en forma de hoja fueron las más comunes durante la Era del Bronce, sin embargo, también hubo espadas de bronce con hojas rectas y afiladas. Las primeras espadas romanas también tenían forma de hoja. La espada en forma de hoja es la espada más dominante de la Era del Bronce. La espada era excelente para cortar, pero también ofrecía una fuerza de empuje increíble. Las primeras espadas romanas tenían forma de hoja, pero con el desarrollo del hierro las espadas evolucionaron a hoja recta. Los buenos ejemplos del período de transición romano son las espadas encontradas en Hallstadt, Austria. La espada romana de hierro de filo recto fue el arma que prevaleció durante la mayor parte del Imperio. El Gladius romano medía aproximadamente 22 pulgadas de largo durante los primeros tiempos. La Spatha romana era más larga y probablemente fue adoptada de España o de otra zona.

El siguiente desarrollo en espadas de hierro fue el comienzo del "Período Celta Tardío" que se caracterizó por espadas con hojas de hierro de bordes rectos que se estrechaban desde la espiga y terminaban con una punta redondeada. Algunas espadas tenían empuñaduras de hierro o bronce. Espadas como estas se produjeron en muchos lugares de Europa. Las mejores espadas rectas se encontraron en Escandinavia. Estas espadas escandinavas de la Edad del Hierro temprana y media variaron en lo que respecta al mango, el pomo y la protección de la mano, pero luego se fusionaron en las ahora famosas espadas de tipo vikingo. Las espadas vikingas fueron un ejemplo de artesanía y destreza con la espada. Muchos de ellos presentaban adornos prodigiosos en sus guardias y pomos. Los mangos a menudo estaban incrustados con piedras preciosas y metales. La espada vikinga presentaba una hoja de bordes rectos que se estrechaba ligeramente y terminaba con una punta redondeada. Las espadas, en promedio, miden entre 34 y 44 pulgadas de largo.

El patrón de la espada recta comenzó a cambiar en el siglo IX. El cambio principal fue la hoja más estrecha en comparación con la longitud de la espada. Además, las empuñaduras se vuelven más largas y recuerdan a la clásica guardia cruzada. El pomo de la espada era más pesado y redondo y, a menudo, muy ornamentado. Algunas de las espadas durante este período de transición presentaban algunas de las características de la espada vikinga y algunas de las nuevas características cruciformes. Esta "espada de transición" continuó evolucionando hasta convertirse en la espada del caballero o la espada armada, que presentaba la característica clásica cruciforme. La espada armada era una espada de doble filo y de una mano muy común durante la Edad Media, entre los siglos XI y XIV. La espada armada era la espada estándar que se usaba en las batallas. Esta espada era ligera y tenía un equilibrio excelente. La espada fue diseñada más para cortar que para empujar. La longitud de la espada variaba, midiendo entre 30 pulgadas y 32 pulgadas. Con el tiempo, los caballeros comenzaron a usar armaduras más pesadas y esta fue una de las razones de la continua evolución de la espada. Se necesitaban espadas cada vez más grandes para provocar un trauma contundente a través de la armadura o para perforar la armadura. Esto llevó al desarrollo de la espada larga.

Entre los siglos XIII y XVII, la espada recta se hizo más larga, ya que medía entre 3 pies y 4'3 ". Longswords presentaba las clásicas empuñaduras cruciformes con empuñaduras a dos manos que medían de 10 a 15 pulgadas de largo. La hoja de la espada larga era de doble filo y medía entre 40 y 48 pulgadas de largo. El peso de la espada larga era de 2,5 a 5 libras. En combate, las espadas se usaban para empujar, cortar y golpear con todas las partes de la espada, incluidas las cruzadas y el pomo.

Una de las espadas a dos manos más famosas fue la espada Claymore. La palabra claymore se deriva de la palabra gaélica "claidheamh mòr ” que significa "gran espada". El nombre Claymore en realidad se refiere a dos tipos de espadas. Una de las espadas es la espada larga de dos manos y la otra se refiere a una espada mucho más corta y con una sola mano. La espada Claymore con empuñadura de canasta se utilizó por primera vez en el siglo XVI. Este tipo de espada todavía se usa como parte del vestido ceremonial de los regimientos de las tierras altas escocesas. La espada Claymore de las tierras altas de dos manos se usó durante la Edad Media tardía y en el Renacimiento. Esta espada larga se usó en las guerras entre clanes escoceses y las guerras con los ingleses. El Claymore escocés tenía un diseño distintivo que presentaba una empuñadura en cruz con brazos inclinados hacia abajo. Los brazos de la empuñadura en cruz a menudo terminaban con un diseño de trébol de cuatro hojas. También había otras espadas Claymore, menos conocidas, que tenían un diseño de empuñadura de concha muy diferente. Una espada Claymore promedio de dos manos tenía aproximadamente 55 pulgadas de largo, donde la parte de la hoja medía 42 pulgadas y la empuñadura medía 13 pulgadas. El peso de la Claymore era de aproximadamente 5,5 libras.

La espada Claymore con empuñadura de canasta (alrededor de 1700) podría ser de un solo filo o de doble filo. La espada era mucho más corta, ya que era una espada de una mano con una hoja de entre 30 y 35 pulgadas de largo. El peso de la espada oscilaba entre 2 y 3 libras. La empuñadura de la cesta de la espada protegía toda la mano de la persona que empuñaba la espada. El bañado a menudo estaba forrado con terciopelo rojo y, a menudo, tenía borlas en la empuñadura y el pomo para decorar.
La única espada recta y de doble filo que se usaba en Japón es el tsurugi. El nombre tsurugi también se refiere a las espadas chinas rectas y de doble filo.
Un estoque es una calumnia y una espada afilada que se usaba para ataques de empuje. Los estoques pueden tener dos filos de corte. La hoja puede estar afilada en toda su longitud o desde la mitad de la hoja hasta la punta o completamente sin un borde cortante (estoc). El Rapier fue muy popular en Europa entre los siglos XVI y XVII. Los estoques generalmente presentaban empuñaduras muy complejas que estaban diseñadas para proteger la mano que las empuñaba. La palabra estoque no fue utilizada por los maestros españoles, franceses o italianos, sino que se utilizaron los términos pala, espada o espada.

La espada de un filo tuvo su origen en un cuchillo largo y este tipo de espada fue utilizado por primera vez por cazadores de tribus salvajes. Cuando las tribus se convirtieron en naciones, conservaron sus largos cuchillos como armas. A menudo se utilizaron como espadas suplementarias. El Scramasax teutónico o Yataghan pueden ser un ejemplo de tales armas. El Scramasax variaba en forma y tamaño según la cultura y el área donde se usaba. La longitud del Scramasax osciló entre 20 y 27 pulgadas. La hoja de Scramasax era bastante recta, sin embargo, se encontraron algunos especímenes que presentaban una hoja ligeramente curva. Se encontraron espadas similares, parecidas a cuchillos y de un filo, en otras áreas como Japón, Afganistán, Grecia, Persia, Turquía y algunos países africanos. Las primeras espadas japonesas con forma de cuchillo presentaban una hoja estrecha con espalda recta y espiga lisa. Estas espadas miden hasta 45 pulgadas de largo. Otras espadas orientales similares y famosas fueron las afganas Salawar, Yataghan y Khyber Knife. El Ghurka kukri es un arma similar a la espada Kopis de un filo utilizada por los griegos. La espada tipo Kopis también fue utilizada por los persas y espadas similares (llamadas Falcata) se encontraron en España.

Las espadas de un filo se pueden dividir en dos clases curvas. La primera clase presenta una hoja que tiene el borde en el lado convexo y la segunda clase tiene el borde en el lado cóncavo. El primer grupo de espadas es bastante grande ya que incluye espadas tipo Cimitarra y sus variantes, mientras que el segundo grupo es bastante pequeño y muy localizado. El primer grupo incluía espadas como cimitarras, espada de machete o espada dacia. La espada machete se usó en Europa pero se ha diseñado a base de cimitarra. La espada machete se desarrolló en Bohemia en el siglo XV. La hoja de la espada y el mango estaban hechos de una sola pieza de metal. La empuñadura de la espada del alfanje era un anillo de hierro o una hendidura en la hoja. La espada dacia era una espada larga con una hoja delgada y curva. El segundo grupo incluía espadas como las espadas griegas Kopis, Falcata y Khyber Knife.

La cimitarra es la espada típica de Oriente y especialmente del Islam, mientras que la espada recta típica con su forma cruciforme era típica de la cultura cristiana europea. El nombre Cimitarra proviene de la palabra persa "shamshir". Las razas indochinas también usaban espadas curvas. La espada Parang utilizada en países como India, Malasia, Borneo, Birmania y Nepal, presentaba una hoja que era delgada en el mango y que se ensanchaba hacia el final. La espada se utilizó para cortar en operaciones agrícolas y también en la guerra. Otra espada utilizada en Indochina fue la espada dao. La espada medía aproximadamente 18 pulgadas de largo y era estrecha en el mango y cuadrada y ancha en la parte superior. La hoja de la espada estaba afilada en un borde y el mango estaba colocado en un mango de madera o ébano. La espada dao era pesada y podía dar fuertes golpes. Otra espada curva interesante es la espada egipcia Khopesh. Esta arma está ilustrada en muchos monumentos y muros egipcios y, según las ilustraciones, fue utilizada por todos los guerreros egipcios, incluido el faraón. La hoja de la espada es curva y aún no está claro si tenía un borde en el lado cóncavo o convexo; sin embargo, es más probable que tuviera un borde en el lado convexo. El mango muy fino de las espadas termina en un pomo. La espada Khopesh tenía aproximadamente 45 centímetros de largo.

Otra espada interesante fue la espada alemana Kriegsmesser. El Kriegsmesser era una espada grande, de dos manos y de un solo filo, que estaba ligeramente curvada. El Kriegsmesser simplemente parecía un cuchillo de gran tamaño. La espada tiene su origen en el cuchillo Seax europeo y el Falchion. El Falchion fracasó con su popularidad en Alemania y la gran espada con forma de cuchillo se desarrolló por sí sola. El nombre de la espada, Kriegsmesser, significa literalmente "cuchillo de guerra". La espada realmente merece este nombre, ya que la empuñadura de la espada parece un mango de cuchillo de gran tamaño. El pomo de la espada generalmente estaba curvado hacia un lado. El mango estaba hecho de dos piezas de madera o hueso, con una espiga completa entre ellas. La guarda de la espada con frecuencia estaba hecha de anillo o placa de acero o guarda cruciforme.

Las espadas japonesas también pertenecen al grupo de espadas de un filo. La espada Tsurugi fue la única excepción. Las espadas japonesas eran generalmente de dos manos y presentaban una hoja ligeramente curva con un borde. La hoja terminó en una punta. Las espadas estaban equipadas con un protector de mano ornamental llamado tsuba. La hoja de la espada era muy rígida y el filo de la hoja muy afilado. Las espadas japonesas se agruparon según el método y el tamaño de fabricación de espadas. La espada más popular fue la katana que usaba la clase samurái japonesa. Wakizashi era la versión más corta de la espada katana. Las espadas Odachi y Nodachi también eran espadas de un solo filo, pero son anteriores a las espadas katana y wakizashi.
Otra espada de un solo filo es el sable. El sable generalmente presenta una hoja ligeramente curva y un protector de mano grande que protege los nudillos de la mano, el pulgar y el índice. La mayoría de los sables tenían hojas curvas, pero también hay sables con hoja recta que eran más adecuados para empujar. Los sables rectos solían ser utilizados por la caballería pesada. Estos sables también contarían con hojas de doble filo. El origen del sable es bien conocido. Se dice que el sable apareció por primera vez en Hungría en el siglo X. El sable puede tener su diseño influenciado por la cimitarra europea o la cimitarra del Medio Oriente. El sable fue muy popular en el siglo XIX y fue utilizado con eficacia por la caballería pesada, especialmente durante las Guerras Napoleónicas. Sin embargo, con la llegada de las armas de fuego, el arma se desvaneció a mediados de siglo.

La espada del verdugo se puede clasificar como una espada excéntrica, ya que esta espada no estaba destinada al combate sino a la decapitación de criminales condenados. La espada del verdugo era a dos manos y presentaba una hoja muy ancha y recta que terminaba y no se estrechaba hacia el final. Este tipo de espadas tuvo un amplio uso en el siglo XVII.

Otra espada excéntrica es la espada flamberge Landsknecht. Es excéntrico por su tamaño y la forma de la hoja. La espada era simplemente enorme ya que su longitud total era de más de 6 pies. La hoja de la espada tenía una forma ondulada característica que se parecía a una llama. El nombre de la espada "flamberge" proviene de las palabras "flammard" y "flambard" que significan "hoja de llamas". La espada Landsknecht Flamberge fue utilizada en el siglo XVI por los mercenarios alemanes llamados Landsknechts. Las hojas en forma de llama eran muy efectivas contra picas de madera y alabardas porque la forma de la hoja proporcionaba más superficie de corte al tiempo que reducía la masa de la espada.

Terminología

La espada consta de la hoja de la espada y la empuñadura. La hoja de la espada se utiliza para cortar, empujar y golpear. La hoja puede ser de doble filo o de un filo. A veces, la hoja de un solo filo puede tener un borde secundario cerca de la punta de la hoja. La hoja se divide en dos partes llamadas "fuerte" y "debilidad". La parte “fuerte” (fuerte) está entre el centro de equilibrio y la empuñadura. La parte “débil” (débil) está entre el centro de percusión y la punta de la hoja (punta). La sección entre el centro de percusión y el centro de equilibrio se llama medio. Para hacer las hojas más ligeras y al mismo tiempo más rígidas, la hoja puede tener ranuras a lo largo de la hoja. Tales surcos se llamaban fullers o, a veces, arboledas de sangre. El ricasso es la sección corta entre la parte afilada de la hoja y la empuñadura. El ricasso no está afilado y su longitud depende de la longitud de la espada. En algunas espadas grandes, como la Landknecht Flamberge, la parte ricasso puede ser significativa para permitir un agarre adicional. Algunas espadas no tienen ricasso en absoluto.

La empuñadura es la parte superior de la espada que permite empuñar el arma. La empuñadura consta de empuñadura, guarda y pomo. El pomo actúa como un contrapeso a la hoja y permite equilibrar la espada mejorando así la capacidad de blandir la espada. El pomo también se puede utilizar para golpes contundentes a muy corta distancia. Los pomos pueden venir en una variedad de formas que incluyen, globulares, circulares, semicirculares, de disco y rectangulares. Los pomos pueden ser sencillos o estar adornados con diseños ornamentales o incrustados con joyas y piedras preciosas. La protección transversal evita que la hoja del enemigo se deslice hacia las manos del portador de la espada. La guardia puede tener varias formas y la forma más común de la espada es el cruciforme que prevalecía en la Edad Media. La guardia cruzada de la espada también se conoce como quillons.

La espiga es parte de la empuñadura, sin embargo, también es parte de la hoja. En la fabricación tradicional de espadas, la espiga se hacía con la misma pieza de metal. La espiga atraviesa la empuñadura y la empuñadura suele estar hecha de dos piezas de madera unidas por remaches y envueltas con cuero, cordón de cuero o alambre de metal. Los espadachines japoneses usaban piel de tiburón para envolver los mangos de sus armas blancas. El término "espiga completa" generalmente se refiere a la espiga hecha de la misma pieza de metal que la hoja. El término "espiga de cola de rata" que se utiliza a menudo en la fabricación de espadas actual y comercial se refiere a espiga que se ha soldado a la hoja.

Una vaina es la funda protectora de la hoja de las espadas. La vaina protegía la hoja de los elementos, a saber, lluvia, nieve o humedad. Se utilizaron varios materiales para hacer vainas, incluida madera, cuero, acero o latón. Por lo general, la vaina tenía dos accesorios de metal en ambos extremos. La parte por donde entraba la hoja se llamaba garganta y la parte al final de la vaina, destinada a proteger la punta de la hoja, se llamaba chape. Un cinturón de espada era un cinturón que se usaba para sujetar la espada para llevarla a una persona. La espada se podía unir a la cintura de una persona o, a veces, a la espalda y estaba diseñada para que fuera fácil sacar rápidamente la espada de la vaina. Un tahalí es un cinturón que se lleva sobre un hombro. La ventaja del tahalí era que no restringía ningún movimiento de los brazos y ofrecía más apoyo a la espada que portaba.

A veces, las espadas pueden tener borlas o nudos de espadas. La borla es un material tejido, cuero o encaje de seda que se adjunta a la empuñadura de la espada y se enrolla alrededor de la mano de la persona que empuña la espada. Esto evitó que la espada o el sable cayeran. Las borlas también tienen un diseño muy decorativo.

Las espadas japonesas que se construyen de manera diferente tienen una terminología y clasificación diferente. La espada katana japonesa consiste en la hoja y los soportes. Las clásicas y auténticas espadas japonesas están hechas de acero especial llamado Tamahagane que significa "acero joya". El acero tamahagane consta de capas de acero con alto contenido de carbono y bajo contenido de carbono que se forjan juntas varias veces. El acero con alto contenido de carbono tiene características diferentes en comparación con el acero con bajo contenido de carbono. El acero con alto contenido de carbono es más duro y, por lo tanto, puede contener un borde más afilado. El mismo acero también es muy frágil. Por otro lado, el acero con bajo contenido de carbono es más maleable y es capaz de soportar impactos sin romperse. Al combinar ambos, los fabricantes de espadas japoneses pudieron lograr una hoja de espada superior. Las capas de acero se calientan, doblan y martillan juntas. Dicho proceso se repite varias veces (hasta 16 veces). Algunos fabricantes de espadas usan diferentes piezas de acero para el núcleo, el borde y los lados. La ligera curva de la espada se logra templando el acero. Antes del proceso de templado, la hoja se cubre con una capa de arcilla. La arcilla se aplica muy ligeramente sobre el borde destinado a cortar, mientras que el núcleo y la parte posterior de la hoja están cubiertos por una capa más gruesa. La hoja se vuelve a calentar y se sumerge en agua. El proceso de enfriamiento hace que la hoja se doble ligeramente. Esto se debe a la diferencia de dureza (y estructura cristalina del acero) entre el borde y el núcleo y la parte posterior de la hoja. El borde de la hoja es mucho más duro, mientras que el núcleo y la parte posterior son más suaves. El proceso de enfriamiento también crea la línea ondulada distintiva a lo largo de la hoja llamada hamon. La parte más prominente de la hoja es la cresta media llamada shinogi. La punta de la hoja se llama kissaki. El kissaki tiene un perfil curvo y está separado del resto de la hoja por una línea recta llamada yokote. El sabor de la espada se llama nakago. Esta es también la parte que lleva la firma (mei) del fabricante de espadas. La espiga tiene un agujero llamado mekugi-ana que se usa para montar el mango (tsuka). El mango está montado en la espiga con un alfiler de bambú llamado mekugi. El guardamanos de la espada japonesa se llama tsuba y muchas veces tiene un diseño intrincado. Tusba puede tener varias formas (redonda, ovalada o cuadrada). Las hinchazones de agarre decorativas se llaman menuki. El habaki es la pieza de metal (generalmente de cobre) que envuelve la base de la hoja cerca de la tsuba. El propósito del habaki es proporcionar un ajuste perfecto en la vaina (saya) y bloquear el guardamanos (tsuba) en su lugar. La vaina de la espada japonesa está hecha de madera clara. La superficie exterior de la vaina suele estar lacada.

Las espadas japonesas también se clasifican según su longitud. La unidad de medida es shaku, donde un shaku mide aproximadamente 13 pulgadas. Las longitudes de las hojas japonesas se clasifican en tres grupos.

  1. 1 shaku o menos por tanto (cuchillo)
  2. 1-2 shaku para Shoto - espada corta (wakizashi)
  3. 2 shaku y más para Daito - espada larga (katana)
  4. 3 shaku y más (Odachi o Nodachi)

Las espadas con hojas de más de 3 shaku se llevaban en la espalda. Fueron llamados Odachi que significa "gran espada" o Nodachi que significa "espada de campo". Ambas espadas estaban en uso antes de que la espada katana se hiciera popular.


Espada de caza - Historia

Caza en la Inglaterra Tudor

La caza en Europa y Asia con perros especialmente criados y entrenados era el deporte de los nobles y el clero, en gran parte porque poseían o controlaban gran parte de la tierra apta para la caza. La caza con lebreles en esta época no había cambiado mucho desde la época de los romanos. Fue un deporte, no la búsqueda seria de comida, lo que enfrentó a los perros contra la liebre y entre ellos.

Elizabeth en un picnic
Xilografía de & quot The Booke of Hunting & quot
La biblioteca británica

& quotIsabel I fuera de caza & quot
xilografía de & quot The Booke of Hunting & quot
La biblioteca británica

Reina Elizabeth a ella le encantaba cazar. La caza permitió a los nobles ricos mostrar sus excelentes caballos, halcones, ropa y armas. Los caballos se destacaron por su crianza, más comúnmente por nobles, y se clasificaron según su resistencia, velocidad, belleza y fuerza. A partir de las rondas de caza, los ricos a menudo establecían un árbol de cría de algún tipo en un intento de crear la raza perfecta. Los deportes de campo proporcionaron un medio moral de escape.

A pesar de las protestas de algunos humanistas como Desiderius Erasmus y Sir Thomas More, en los primeros tiempos de la Inglaterra Tudor, la mayoría consideraba que la caza no solo era un símbolo de la caballería, sino una actividad que distinguía al verdadero caballero. Se esperaba que los de rango participaran porque los eventos deportivos capacitaban a los hombres para la guerra, mientras que los obreros tenían que trabajar seis días a la semana y no podían participar. Los domingos, la clase trabajadora practicaba a menudo el tiro con arco.

Por el Cuerpo de Dios, preferiría que mi hijo fuera colgado antes que estudiar literatura. A los hijos de los caballeros les corresponde tocar correctamente los cuernos, cazar hábilmente, adiestrar bien un halcón y llevarlo elegantemente. Pero el estudio de la literatura debería dejarse a los saltamontes.

Caballero anónimo a Richard Pace (1517)

Un acto de Enrique VIIEl primer Parlamento en 1485 convirtió la caza no autorizada en bosques privados como un delito punible con la muerte si el delito se cometía de noche o si los cazadores furtivos se habían disfrazado u ocultado la cara para evitar ser identificados, pero si se hacía durante el día. y sin disfraz, sólo se trataba de una infracción punible con multa o encarcelamiento.

Había una excepción a la legislación que prohibía la destrucción de la caza o el robo de huevos de aves. Las autoridades se alarmaron por los daños causados ​​por los grajos y los cuervos, que no solo dañaron mucho las cosechas de los labradores, sino que también dañaron la paja de los techos de las cabañas y los graneros. Una ley de 1533 promulgó que cada parroquia debe tener redes para atrapar torres. Cualquiera tenía derecho a ingresar a la tierra sin el permiso del propietario para destruir torres, si se había pedido y rechazado el permiso, sin ser responsable de los daños por traspaso.

Para Enrique VIII, la caza brindó la oportunidad de escapar de las preocupaciones de la política con algunos amigos:

Pasatiempo con buena compañía
Amo y lo haré hasta que me muera
Rencor a la lujuria, pero nadie lo niega
Así que Dios esté complacido, así viviré yo
Por mi pastance,
Cazar, cantar y bailar
Mi corazón está listo
Todo buen deporte
Para mi comodidad:
¿A quién dejaré?

Para otros, como el poeta Henry Howard, conde de Surrey, la caza se asoció con una felicidad nostálgica y perdida. Cuando fue encarcelado en el castillo de Windsor por golpear Edward Seymour, conde de Hertford, escribió con nostalgia de cómo, como compañero de la Reyhijo ilegítimo, Henry Fitzroy, duque de Richmond:

'Con gritos de sabuesos y alegres ráfagas entre

Donde perseguimos al temible ciervo una fuerza.'

El poeta Thomas Wyatt asociaba la caza con la vida tranquila, lejos de los cuidados de la política. Le advirtió a su amigo, John Poyntz, against following a political career:

'This maketh me at home to hounte
and hawke
And in fowle weder at my booke to
sitt.
In frost and snowe then with my bow
to stalke

No man doeth marke where so I ride
or goo
In lusty lees at libertie I walke,
And of these newes I fele nor wele
nor woo.'

As an enjoyable recreation, then, hunting provided an essential contrast to a gentleman's daily business, and he had notable and ancient support in this. Plinio, for example, had argued that hunting provided the gentleman with a necessary change from his usual work.

Morally, hunting was justified as a means of avoiding idleness. A rather sanctimonious young Enrique VIII announced that hunting was a means to avoid 'Idlenes the ground of all vyce and to exercise that thing that shalbe honorable and to the bodye healthfull and profitable'. The courtier and humanist educational writer Sir Thomas Elyot writes of Xenophon's Doctrine of Cyrus, that Cyrus 'and other ancient kings of Persia used this manner in all their hunting', and he provides a description of the role of the hunt in the upbringing of the Persian nobleman.

Hunting had provided an essential adjunct to the academic education of the children of the gentry since ancient times, and during the sixteenth century this appears to have remained true. Courtiers like Elyot, with his 'Book of the Governor', and Francis Bryan, in his 'Dispraise of the life of a courtier', both followed the eminent example of Castiglione, for whom hunting was 'the true pastime of great lords, a suitable pursuit for a courtier'. In Scotland during the early 1520s, Queen Margaret was criticised for neglecting to educate the young James V properly, as she did not let him take part in hunting expeditions. Fathers looked proudly upon children who showed prowess in these extracurricular activities. As a child, Thomas Cranmer learned to hunt and hawk, and though his father 'were minded to have his son educated in learning', he still permitted him to hunt and hawk, and to ride rough horse so that when he was bishop, he feared not to ride the roughest horses that came into his stables, which he would do very comely. Enrique VIII himself was kept informed of the hunting expeditions undertaken by his children. He was told in 1525, that his young son, the Duke of Richmond, although ill and travelling in a litter for some miles, had shot a deer by himself in Clyff Park in Northamptonshire, while journeying to the royal house at Colyweston. As this was a six-year-old child, Enrique was clearly expected to be impressed. los Rey's chief minister, Thomas Cromwell, was also kept informed of his son Gregory's enthusiasm for hunting, as well as his school progress. Gregory's tutor, Enrique Dowes, informed Cromwell on several occasions that Gregory and his friends were in good health and learning, and noted that if they carried on in this way

'wheras the laste somer was spente in the servyce of the wylde goddes Diana, this shall (I truste) be consecrated to Apollo and the muses to theire no small profecte and your good contentation and pleasure.'

Although new humanist styles in education were advocated during the early sixteenth century, which emphasised the intellectual development of the noble youth, a reading of contemporary documents demonstrates that a knowledge of hunting remained essential for the heir to any significant noble household. According to the mid-fifteenth-century 'Boke of Curtesy', which says nothing on how to hunt, it was necessary for the noble child to have a knowledge of what money was due to the huntsmen, the bread they were owed, and the number of bones that should be given to each dog. It must therefore have been essential for these children to know how the hunting establishment fitted into the wider organisation of the household. The young gentleman of the late fifteenth century also had to learn the household etiquette relating to the hunt, and in particular to its produce, venison.

Early Tudor huntsmen used a range of largely specialised weaponry to pursue and kill their prey. For boar, a special spear and sword, or 'tokke', both with cross bars beneath the point designed to prevent over-penetration, were used by huntsmen such as the Duke of Suffolk y el Marquis of Dorset, when they were on embassy to the French Court. Boar hunting would have been reserved to ambassadors abroad, but most huntsmen would have used a hunting sword or woodknife, such as the one with 'the hefte being gilte' that Lord Montague dio Enrique VIII in New Year, 1532. Despite this specialisation, weapons were similar enough to be interchangeable and hunting weapons were occasionally used in real fighting. An Irish soldier was stabbed with a boar spear by a German mercenary in 1544 during an affray that followed Enrique VIII's capture of Boulogne. Hunting also provided a valuable exercise in shooting. The favoured weapon was the crossbow, and many of the references to this weapon in the armouries of the ruling elite may have been for hunting rather than for war. En Enrique VIII's palace of Hunsdon in 1539, there were two crossbows, complete with fourteen forked arrows and two 'vyrrall bolts', arrows which were clearly designed for the huntsman. There are no surviving references to shooting with the gun, which was beginning to make archery a redundant skill on the battlefield. The gun was perhaps too inaccurate at this stage to make much impact on the hunting field, although Enrique VIII did have a specially made breach loader.

The animal hunted was ordinarily the stag, which in the Tudor Age was usualy called the hart. The English wild swine was not as fierce or fleet of foot as the boar in Europe, and was hardly worth hunting. Sometimes a buck was hunted instead of a hart. Yeomen farmers hunted foxes, but no gentleman did until the end of the seventeenth century. When a hart or buck was killed, it was eaten. Harts could be hunted at most times of the year, but not in mid-winter, and the King and his nobles then engaged in hawking instead. Falcons were trained for this sport, and statutes were passed to punish any poacher who stole their eggs.

The pursuit of animals on horseback or on foot, more than other types of hunting, was important because it provided good exercise, or 'valiaunt motion of the spirites' by which 'all thinges superfluous be expelled, and the conduits of the body clensed'. Riding at speed gave the hunter such exercise, while he was necessarily out in fresh air, which, according to the early Tudor physician Andrew Boorde was an essential element in healthy living. Not all hunting was deemed useful for the gentleman in this respect, however. Elyot wrote, rather contemptuously, that

'Hunting of the hare with greyhounds is a right good solace for men that be studious . and also for gentlewomen, who fear neither sun nor wind for impairing their beauties.'

Elyot's criticism did not, however, stop England's nobility from taking part wholeheartedly in it. Hunting was valuable not only for its healthiness but because it was a means of exercising the gentleman's manliness or prowess. The influential Italian humanist Baldassar Castiglione noted that it was one of the sports that 'demand a great deal of manly exertion'. To demonstrate such prowess, Elyot wrote that only certain species should be hunted, however, and used classical example to make his point. 'The chief hunting of the valiant Greeks', he noted, 'was of the lion, the leopard, the tiger, the wild swine, and the bear, and sometimes the wolf, and the hart'. He was realistic, however, recognising that in England, the situation was rather different and 'that in the hunting of red deer and fallow, might be a great part of similar exercise, used by noblemen, especially in forests, which be spacious'. Para Castiglione, sport and exercise, in particular hunting, further provided an opportunity for the courtier to 'display one's skill and build up a good reputation, especially with the crowd which the courtier always has to humour'. Hunting, by being noncompetitive in such an obvious way, was a more sensible option for a king for whom physical presence appears to have meant a great deal.

Greyhounds nearly became extinct during times of famine in the Middle Ages. They were saved by clergymen who protected them and bred them for the nobility. From this point on, they came to be considered the dogs of the aristocracy. In the tenth century, King Howel of Wales made killing a greyhound punishable by death. King Canute of England established the Forest Laws in 1014, reserving large areas of the country for hunting by the nobility. Only such persons could own greyhounds any "meane person" (commoner) caught owning a greyhound would be severely punished and the dog's toes "lawed" (mutilated) to prevent it from hunting. The value of a Greyhound exceeded that of a serf, and the punishment for causing death of a Greyhound was equivalent to the punishment for murder. In 1066 William el conquistador introduced even more stringent forest laws. Enrique VII, the first Tudor monarch, made unauthorized hunting in private forests a felony punishable by death if the offense was committed at night. Commoners who hunted with greyhounds in defiance of these laws favored dogs whose coloring made them harder to spot: black, red, fawn, and brindle. Nobles by contrast favored white and spotted dogs who could be spotted and recovered more easily if lost in the forest. It became common among the English aristocracy to say, "You could tell a gentleman by his horses and his greyhounds& quot.

The greyhound is the first breed of dog mentioned in English literature. The monk in Geoffrey Chaucer's 14th century Los cuentos de Canterbury reportedly spent great sums on his greyhounds:

'. Greyhounds he hadde as swifte as fowel in flight
Of prikyng and of huntyng for the hare
Was al his lust, for no cost wolde he spare. '

Edmund de Langley's Mayster of Game, AD 1370, describes the ideal greyhound:

'. The Greihound should have a long hede and somedele grete, ymaked in the manner of a luce a good large mouth and good sessours, the one again the other, so that the nether jaws passe not them above, ne that thei above passe not him neither.
The neck should be grete and long, and bowed as a swanne's neck.
Her shuldres as a roebuck the for leggs streght and gret ynow, and nought to hind legges the feet straught and round as a catte, and great cleas the boones and the joynetes of the cheyne grete and hard as the chyne of an hert the thighs great and squarred as an hare the houghs steight, and not crompyng as of an oxe.
A catte's tayle, making a ring at eend, but not to hie.
Of all manere of Greihondes there byn both good and evel Natheless the best hewe is rede falow, with a black moselle.
'

Langley presented this book to the future King Henry V of England. Enrique reportedly was a big fan of greyhounds perhaps William Shakespeare knew this when, two centuries later, in his play Enrique V, he had the king comparing people to coursing greyhounds in his speech to his troops just before the Battle of Harfleur:

I see you stand like greyhounds in the slips,
Straining upon the start.
The game's afoot.

Coursing races, with dogs chasing live rabbits, became popular during the sixteenth century. Reina Elizabeth tenía Thomas Howard, Duke of Norfolk, draw up rules judging competitive coursing. These rules established such things as the hare's head start and the ways in which the two hounds' speed, agility and concentration would be judged against one another. Winning was not neccesarily dependent on catching the hare (although this did earn a high score). Often the hare escaped. Wagers were commonly placed on the racing dogs. These rules were still in effect when the first official coursing club was founded in 1776 at Swaffham, Norfolk, England. The rules of coursing have not changed a great deal since this time.

The English sport of coursing - hunting by sight instead of scent - has roots in ancient Greece, and is a sport valued for the contest more than the catching of the prey. The Greek historian Arrian wrote: "For coursers, such at least as are true sportsmen, do not take their dogs out for the sake of catching a hare, but for the contest and sport of coursing, and are glad if the hare meets with an escape& quot.

diferente a Elizabeth, Rey James I preferred hunting to hard work. He was an avid fan of greyhound coursing. Having heard about the strength of the local hares, he brought his greyhounds to the village of Fordham near the border of Suffolk and Cambridge. This was not a public exhibition, but a private competition between the Rey's greyhounds observed by Jaime and his court. He stayed at the Griffin Inn in the nearby town of Newmarket. He enjoyed the coursing there so much that he built a hunting lodge in Newmarket. To maintain the quality of hunting, in 1619 he ordered the release of 100 hares and 100 partridges every year at Newmarket. Races between the horses of his followers became as important as the matches between the Rey's greyhounds. This began the tradition of competitive racing in Newmarket.

Dr. Caius' notes to the Swiss naturalist Conrad Gesner, written in 1570, describe the appearance and abilities of the English greyhound:

'. Of the dog, called the greyhound in Latin, Leporarius [literally, "hare-hunter"]. Here is another kind of dog which, for his incredible swiftness, is call Leporarius, a greyhound because the principal service of them dependeth and consisteth in starting and hunting the hare: which dogs likewise are embued with no less strength than lightness in maintenance of game, in serving the chase, in taking the buck, the hare, the doe, the fox, and other beasts of semblable kind ordained for the game of hunting. But more or less, each one according to the measure and proportion of their desire and as might and hability of their bodies will permit and suffer. For it is a spare and bare kind of dog (of flesh, but not of bone) some are of a greater sort and some lesser some are smooth skinned and some are curled. The bigger therefore are appointed to hunt the bigger beasts, and the smaller serve to hunt the smaller accordingly. '

In the late sixteenth century, Gervase Markham wrote that greyhounds

'. are of all dogs whatsoever the most noble and princely, strong, nimble, swift and valiant and though of slender and very fine proportions, yet so well knit and coupled together, and so seconded with spirit and mettle, that they are master of all other dogs whatsoever. '

Hunting gifts were frequently given in order to cement social relationships between individuals. The Lisle family, whose letters provide us with the most complete view of a noble family's gift-giving activities, gave venison to friends and relations, but also to a wide variety of people, from the King downwards. Arthur Plantagenet, Lord Lisle, himself sent a large number of 'puetts', or small wild birds, to Enrique VIII in Jul 1535, which apparently kept Enrique 'merry' in Waltham Forest that summer. Honor, lady Lisle, in May 1534, sent the queen dottrells. In such cases, the Lisles were demonstrating their loyalty and deference, while to those lower down the social scale, they like other prominent landowners, demonstrated their 'good lordship'. Thomas Cranmer sent a buck and 'a noble of your purse towards the bakyng and seasonyng of hym' to the master of Jesus College, Cambridge, as part of his good will as the newly appointed Archbishop of Canterbury. Substantial nobles might show their good lordship to the poorer members of the community by spicing up their special communal meals with venison, or return favours from their local communities with such gifts. During the 'gresse seson' of the first year of Enrique VIII's reign (early summer 1509), the Howards sent a buck to 'the towne of Donwyche' -- a symbol of the Howard's authority over the townsfolk.

By the close of the sixteenth century, the world had changed significantly. Feudalism had ended allowing commoners freedom of movement unknown for a thousand years. City dwellers increased in number. By this time many more people were able to own game dogs such as greyhounds. As the number of middle class persons expanded, so did the need for cleared land. Dense forests and swamps were giving way to planting land, pastures, and towns. These new fields brought infiltration by hares, foxes, and badgers. The need to exterminate unwanted animals led to breeding of cast-off greyhounds (and other breeds) of the upper classes.

The greyhound was used as an emblem, often in tombs, at the feet of the effigies of gentlemen, symbolizing the knightly virtues (faith), occupations (hunting) and generally the aristocratic way of life. Where tombs are concerned, the greyhound always was associated with knighthood (along with the lion, symbolizing strength) and never with ladies, who generally were associated with the little lap-dog (symbol of marital faithfulness and domestic virtue).

Williams, James: Hunting, Hawking and the Early Tudor Gentleman History Today, 00182753, Aug 2003, Vol. 53, Issue 8


Iban headhunting sword and scabbard

This sword once belonged to the paramount chief of the Iban, Temonggong Koh.

He was an Iban war leader who had risen to power in the second half of the 19th century under the White Rajahs as they brought the peoples of the Borneo interior under their rule and established the boundaries of Sarawak. He acheived fame as the mightiest Iban headhunter of his generation and in his seventies was still active, directing activities against Japanese occupying forces during WWII.

Traditionally the Iban marked the taking of a head with a tattoo on the back of one joint of one finger. Kohâ??s hands were tattooed all over and it is believed that Koh had taken over 100 heads with this sword during a period of time that effectively marked the end of head-hunting in Sarawak.

Los comentarios están cerrados para este objeto

Comparte este enlace:

La mayor parte del contenido de A History of the World es creado por los contribuyentes, que son los museos y el público. Las opiniones expresadas son de ellos y, a menos que se indique específicamente, no son las de la BBC o el Museo Británico. La BBC no es responsable del contenido de los sitios externos a los que se hace referencia. En caso de que considere que algo en esta página infringe las Reglas de la casa del sitio, marque este objeto.


Talk:Hunting sword

I just got a copy of Howard L. Blackmores "Hunting Weapons from the Middle Ages to the Twentieth Century", which is listed in the references here, and it has an entire chapter dedicated to swords used for hunting. Kind of makes me wonder if the person who put that down as a reference actually read the book. There may indeed be a type of sword called a "hunting sword", but if so, it is not the only hunting sword allí afuera. There were many different types of swords made for hunting, so any single description of a blade is not going to cover them all. For example, the Estoc was widely used as a "boar sword", for hunting boar and bear. It had a long, edgeless blade, ideal for lancing the animal from horseback, outside the range of its claws, tusks and/or teeth (and it frequently used a hand-and-half grip too). A short blade such as described here would be useless for such a thing. Swords were also used for hunting long before the date given in the article. This describes a single type of sword, used during the modern era to finish off animals after they were shot with firearms, and called a "hunting sword", but totally neglects the use of the sword as a hunting weapon throughout history, whether created for that dedicated purpose or not. There are illustrations from ancient times showing men dispatching animals with swords, and they certainly weren't using blades such as described in the article..45Colt 23:51, 28 October 2015 (UTC)

Agreed, the article is deceptive as written and should be expanded with broader coverage of different kinds of swords used for hunting, and their historical contexts. If you have the inclination, please do so. - diff (talk) 02:58, 29 October 2015 (UTC)


Morphology [ edit | editar fuente]

Although a variety of designs fall under the heading of 'arming sword', they are characterized as having single-handed cruciform hilts and straight double-edged blades designed for both cutting and thrusting.

Blade length was usually from 69 to 89 centimetres (27 to 35 in) however, examples exist from 58 to 100 centimetres (23 to 39 in). ΐ] Pommels were most commonly of the 'Brazil-nut' type from around 1000-1200AD, Ώ] with the 'wheel' pommel appearing in the 11th and predominating from the 13th to 15th centuries.

Arming swords correspond to Oakeshott types XI, XII and XIII. The type is a development of the High Middle Ages, first apparent in the Norman swords of the 11th century. As such they are a continuation of the early medieval "Viking sword", which ultimately derives from the spatha of Late Antiquity and the Migration Period.

A combination of the Oakeshott and Peterson Typologies [ ¿por quién? ] shows a chronological progression from the Viking sword to a "transitional sword", type X, which incorporated elements of both Viking and arming swords. This "transitional sword" continued to evolve into the presently defined arming sword.

Oakeshott contrasts the arming sword both from what he calls the "great swords"—describing the latter as having longer and broader blades—and from what he calls "hand-and-half swords" which he describes as similar in size but with a longer grip (typified by the subtypes XIIa and XIIIa that were in use simultaneously with the arming swords in the latter part of the High Middle Ages, c. 1250–1350). He notes these subtypes as the progenitors of the later two-handed longswords of the Late Middle Ages, in use c. 1350–1550. For this reason, scholars occasionally refer to these "great swords" improperly and anachronistically as "longswords". By contrast, the arming sword would evolve into the later "shortsword" worn as a sidearm while wielding the two-handed longsword.


2 respuestas 2

The shield came first. The sword is an invention of the bronze age, but the shield has been used to protect against many types of weapons by stone age (not primitive) peoples. It is still in use today by traditional societies. For example: See pics of an Australian aborigine and a Zulu warrior.

The shield is believe to have been invented in the late Neolithic Period. During the Neolithic, humans began invented more tools from wood, rather than only stone. An early shield would most likely be made from wood and humans would have co-invented it around the world at different times. Due to the fact that Australian Aborigines invented the shield, but not the bow, it is possible that it was invented around 10,000 BCE or before. The earliest cave drawings of organized warfare in Europe involve the use of formations and the bow, but not the shield. So, it is possible that the shield predates warfare, but it is unlikely. The Neolithic Period was a time when humans began animal husbandry and early agriculture. Soon population pressures led to warfare that is believed had not existed before this time. There was a huge increase in the manufacture of weapons, which can be seen in the archeological record. The invention of the shield is most likely a response to organized warfare and the invention of these weapons and was not used in earlier periods for another purpose, such as to a tool for protection while hunting. (Also when humans were hunter-gathers they would have had to carry the shield everywhere during their migrations.)


Ver el vídeo: 14 Espadas Película completa en español latino (Julio 2022).


Comentarios:

  1. Conall

    me parece que esta es la frase notable

  2. Kajijas

    Donde realmente aquí contra el talento

  3. Erc

    Están bien versados ​​en esto. Ellos pueden ayudar a resolver el problema. Juntos podemos encontrar una solución.

  4. Onan

    Comparto completamente tu opinión. Creo que esta es una gran idea. Estoy completamente de acuerdo contigo.

  5. Fakhir

    ¿Estás señalando dónde puedo encontrarlo?

  6. Mlynar

    Esta magnífica frase, por cierto, está cayendo



Escribe un mensaje